Tui, historia en piedra

12

Tui, historia en piedra

Quizás la causa que explique la prosperidad de una ciudad pequeña a lo largo de los siglos, sea su posición estratégica. Y tal es el caso de Tui, en la provincia de Pontevedra, bajo la parte oriental del Bajo Miño; uno de los enclaves con más solera de Galicia a la que, su carácter de ciudad fronteriza, la ha potenciado durante cientos de años.

La antigüedad de este municipio queda comprobada por la presencia de determinados vestigios arqueológicos del Paleolítico, por lo que probablemente la zona estuvo poblada desde tiempos prehistóricos. Posteriormente, la ocupación continúa durante el Neolítico dada la fertilidad de las tierras del valle. Las bondades de la tierra hicieron que la población se multiplicara hasta llegar a épocas prerromanas, en la que las fuentes parecen coincidir en erigir a Tui como cabeza gentilicia de los Grovios, durante la cultura de los Castros. De este tiempo existen numerosísimas evidencias arqueológicas no sólo en Tui sino en otros puntos de Galicia y del norte de Portugal.

Los romanos se refieren a ella como Castellum Tyde, y seguramente albergaba dentro de sus murallas una población considerable, debido a la existencia de varias fuentes para asegurar el abastecimiento de agua en el interior. La mitología atribuía al héroe griego Tideo la fundación de la urbe, y de ahí tomaría el nombre la ciudad. Fue determinante la época de paz propiciada por el Cónsul romano Décimo Bruto, permitiendo que las poblaciones castreñas poco a poco fueran trasladándose hasta el centro urbano para explotar los campos antes mencionados.

Como decíamos al principio, la situación estratégica a orillas del Miño permitió en tiempos visigodos que la ciudad se transformase en un importante punto militar, administrativo y económico, como prueban las monedas acuñadas en su ceca, hecho que incluso se remonta al tiempo en que la zona fue controlada por los suevos antes de su inclusión entre los godos.

La existencia del obispado tudense (en la actualidad denominado de Tui-Vigo) desde tiempos muy remotos, también confiere a la ciudad cierta importancia religiosa e histórica, que se materializa en la principal construcción y seña de identidad de Tui: la Catedral de Santa María, consagrada a la advocación mariana de la Asunción. Una joya del arte medieval no sólo de Galicia, sino de todo el norte peninsular, donde el estilo románico y el estilo gótico se funden en un todo armonioso complementado con una rica colección de piezas museísticas cuya calidad e historia las sitúan en una posición patrimonial muy elevada.

En la Edad Media, fue capital de una de las siete provincias que formaban el Antiguo Reino de Galicia.

En la actualidad, la Muy Noble y Muy Leal ciudad de Tui, junto a Valença do Minho (Portugal) conforma un ejemplo de eurociudad del siglo XXI.

No hay comentarios

Publicar un comentario