Sala Capitular

Si exteriormente, es la Portada de San Epitacio el principal vestigio románico de la Catedral de Tui, en el interior, sin duda uno de los espacios más representativos de dicha etapa artística es la Sala Capitular del siglo XII, situada en las inmediaciones del claustro catedralicio, conjuntamente con el cual es recomendable su apreciación.

Es posible imaginar, allá por sus primeros días, cómo los canónigos de la Catedral podían sentir la protección y el cobijo que la fuerte y sólida estructura pétrea de la fábrica les proporcionaba. En dicha sala tenían lugar los “capítulos”, es decir, las reuniones de los canónigos para deliberar determinadas cuestiones relacionadas con sus menesteres, y, seguramente, el espacio fuese concebido en determinados momentos también como lugar de meditación y estudio, a modo de aula.

En ella hoy, además de la estructura que por sí denota su antigüedad y el paso de los siglos, se pueden observar piezas interesantísimas procedentes de varios rincones del conjunto catedralicio y pertenecientes a diferentes épocas.

2